Consolidación de la Amazonía petrolera

Bolivai petroleraEn Bolivia, en tan sólo siete años se incrementaron de 11 a 98 las áreas reservadas a YPFB. Esto ha elevado a 24 millones el número de hectáreas ocupadas, un tercio de la superficie total del país,  amenazando territorios indígenas y áreas protegidas. Análisis de Oscar Campanini (CEDIB)

El Decreto Supremo No 2549, promulgado el 14 de octubre, representa una nueva ofensiva en la ampliación de la frontera petrolera principalmente hacia la Amazonía boliviana. Forma parte de un paquete de medidas orientadas a favorecer a las empresas petroleras, con severos impactos en los derechos humanos, la democracía y la economía nacional.

Desde hace una década se viene ampliando contínuamente las áreas petroleras. En tan sólo siete años, de 2005 a 2012, se incrementaron de 11 a 98 las áreas reservadas a YPFB. Esto determinó la existencia, entre estas áreas y los contratos petroleros homologados, de una frontera petrolera que abarcó una superficie de 24.777.543 Ha

Esta superficie inédita en nuestra historia -ya que representa aproximadamente un tercio de la superficie total del país, con una superficie superior al territorio de países como Ghana o Rumania- se perfilaba como una amenaza de muerte hacia territorios indígenas y áreas protegidas. El D.S. No 2549 incrementa las áreas reservadas a YPFB de 98 a 99, lo que aparentemente es poco significativo.

Sin embargo, analizando en detalle lo que esto representa en superficie, vemos un considerable incremento. En efecto, en el anexo del mencionado Decreto se determina el ingreso de 16 nuevas áreas a la lista previamente existente, además del descarte de un número similar. Con esta medida la nueva frontera hidrocarburífera crecerá hasta las 31.685.190 Has. lo que representa una ampliación de 6.907.647 Has.

 

Oscar Campanini (CEDIB)

Leer artículo completo en Petropress Nº 35

http://www.cedib.org/publicaciones/hacia-la-consolidacion-de-la-amazonia-petrolera/