Nuclear

La política actual es incapaz de enfrentar a los nuclearistas

El actual embate a favor de la energía nuclear que se vive en algunos países de América del Sur avanza aprovechando espacios políticos débiles y deteriorados. Los promotores de la energía nuclear han logrado el apoyo de empresarios, académicos, sindicalistas y hasta de los gobiernos que se definen como de izquierda o progresistas. Los ámbitos de discusión política se han debilitado y parecen incapaces de asegurar las condiciones necesarias para debatir seria y abiertamente los riesgos de la energía nuclear. Esto sucede a pesar de que si bien casi todos proclaman la derrota del neoliberalismo, el regreso de los nuclearistas está empapado en una lógica mercantil propia del neoliberalismo y un reforzamiento del viejo paradigma del desarrollo material. Análisis de Eduardo Gudynas (CLAES).

Nuclear? No gracias. Recién tiré.

Durante muchos años la energía nuclear prometió ser la fuente energética capaz de resolver los problemas de la creciente demanda eléctrica, sobre todo en Europa, carente de reservas fósiles y con sus bosques aniquilados. Sin embargo, a medida que pasaron los años, los accidentes y sus fatales consecuencias, sumados al problema sin solución de los desechos nucleares, fueron cambiando la imagen que la opinión pública tenía de este tipo de energía.

Reporte de Gerardo Honty (CLAES) en EnergíaSur y La Diaria, mayo 2006.

Descargar…