Descubrimientos de petróleo caen a mínimos históricos

El pasado 27 de abril la Agencia Internacional de la Energía informó que los nuevos descubrimientos mundiales de petróleo cayeron a un mínimo récord en 2016, ya que las empresas continuaron recortando el gasto y los proyectos de petróleo convencional sancionados estaban en el nivel más bajo en más de 70 años, y advirtió que ambas tendencias podrían continuar este año.

 


Los descubrimientos mundiales de petróleo cayeron a un mínimo récord en 2016, ya que las empresas continuaron recortando el gasto y los proyectos de petróleo convencional sancionados estaban en el nivel más bajo en más de 70 años, según la Agencia Internacional de Energía, que advirtió que ambas tendencias podrían continuar este año.

Los descubrimientos de petróleo se redujeron a 2.400 millones de barriles en 2016, en comparación con un promedio de 9 mil millones de barriles por año en los últimos 15 años. Mientras tanto, el volumen de recursos convencionales aprobados para el desarrollo el año pasado cayó a 4.700 millones de barriles, un 30% menos que el año anterior, ya que el número de proyectos que recibieron una decisión final de inversión cayó al nivel más bajo desde la década de 1940.

Esta fuerte desaceleración de la actividad en el sector del petróleo convencional fue el resultado de la reducción del gasto de inversión impulsado por los bajos precios del petróleo. Esto trae una causa adicional de preocupación por la seguridad energética global en un momento de mayor riesgo geopolítico en algunos de los principales países productores, como Venezuela.

La desaceleración en el sector del petróleo convencional contrasta con la resistencia de la industria de esquisto de los Estados Unidos. Allí, la inversión se recuperó bruscamente y la producción aumentó, debido a que los costos de producción se redujeron en un 50% desde 2014. Este crecimiento en la producción de esquisto estadounidense se ha convertido en un factor fundamental para equilibrar la baja actividad en la industria del petróleo convencional.

La producción de petróleo convencional de 69 mb / d representa de lejos la mayor parte de la producción global de petróleo de 85 mb / d. Además, 6,5 mb / d proceden de la producción de líquidos procedentes de los Estados Unidos, y el resto se compone de otros líquidos de gas natural y fuentes de petróleo no convencionales, como arenas petrolíferas y petróleo pesado.

Como la demanda global crecerá 1,2 mb / d al año en los próximos cinco años, la AIE ha advertido repetidamente que un período prolongado de inversiones petroleras muy bajas podría llevar a una reducción de los suministros. Se espera que el gasto en exploración vuelva a caer en 2017 por tercer año consecutivo a menos de la mitad de los niveles de 2014, lo que resultará en otro año de descubrimientos bajos.
“Cada nueva evidencia apunta a un mercado de petróleo de dos velocidades, con una nueva actividad en un nivel histórico bajo en el lado convencional, en contraste con el notable crecimiento en la producción de esquisto estadounidense”, dijo Fatih Birol, director ejecutivo de la IEA.” La pregunta clave para el futuro del mercado petrolero es cuánto tiempo puede un aumento en los suministros de esquisto estadounidenses compensar el lento ritmo de crecimiento en otras partes del sector petrolero”.

La industria de esquisto de los Estados Unidos ha reducido sus costos hasta tal punto que en muchos casos es ahora más competitiva que los proyectos convencionales. El precio de equilibrio medio en la cuenca del Permiano en Texas, por ejemplo, está ahora en USD 40-45 / bbl. Se prevé que la producción de líquidos procedentes de las partidas de esquisto de los Estados Unidos se expandirá en 2,3 mb / d en 2022 a precios corrientes, y se expandirá aún más si los precios continúan subiendo.

El sector offshore, que representa casi un tercio de la producción de crudo y es un componente crucial de los futuros suministros mundiales, ha sido particularmente afectado por la desaceleración de la industria. En 2016, sólo el 13% de todos los recursos convencionales sancionados fueron en alta mar, en comparación con más del 40% en promedio entre 2000 y 2015.

En el Mar del Norte, por ejemplo, las inversiones petroleras cayeron a menos de USD 25.000 millones en 2016, alrededor de la mitad del nivel de 2014. Coincidentemente, esto se aproxima ahora al nivel de gasto en proyectos eólicos marinos en el Mar del Norte, Alrededor de USD 20 mil millones en el mismo período.
Fuente: IEA

Traducido para EnergiaSur por Gerardo Honty