Ecuador y Venezuela por recortes en la OPEP

correa-y-maduroLas economías de Ecuador y Venezuela vienen sufriendo una importante caída de los ingresos por las exportaciones de petróleo derivadas de los bajos precios internacionales del crudo. Durante la semana pasada han desarrollado un gran esfuerzo diplomático para que la OPEP establezca recortes en la producción de petróleo de manera de elevar los precios del hidrocarburo.

En la reciente cumbre del Movimiento de Países No Alienados celebrada en la Isla Margarita (Venezuela, 14 al 18 de setiembre) los presidentes Nicolás Maduro y Rafael Correa lanzaron claros mensajes a sus colegas miembros de la OPEP. La intención es impulsar un consenso entre los productores petroleros de cara al encuentro informal que la organización celebrará entre el 26 y 28 de septiembre, en el contexto del Foro Internacional de Energía, en Argel.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, llegó a afirmar que la OPEP corre el riesgo de desintegrarse por las diferencias respecto al mercado petrolero. “Claramente la OPEP se ha debilitado y hay peligro de que se desintegre”, aseguró el presidente ecuatoriano en una entrevista con Televisa. Según Correa, la inestabilidad del mercado petrolero tiene connotaciones geopolíticas provocadas por las tensiones entre Irán y Arabia Saudita. Se trata de “una lucha por debilitar a Irán, por no cederle mercado que perdió por las sanciones (de las potencias occidentales). Básicamente (una lucha) entre Arabia Saudita -detrás de Arabia Saudita siempre está Estados Unidos- e Irán”, sostuvo el gobernante (AFP 19/09/2016).

La producción global de crudo ronda actualmente los 94 millones de barriles diarios y según el ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio del Pino, dicha producción debe recortarse en 9 millones de barriles diarios para darle impulso a los precios. “Venezuela tiene un rol protagónico en defender el precio justo del recurso pese a la situación geopolítica y el escenario actual” (Reuters 19/09/2016).

El presidente Nicolás Maduro por su parte, ha asegurado que la OPEP y los países exportadores no pertenecientes al cártel están “cerca” de llegar a un acuerdo sobre sus niveles de producción y que este podría alcanzarse antes de fin de setiembre.

La Agencia Internacional de la Energía prevé un exceso de oferta de crudo hasta mediados de 2017. Sin embargo, el último reporte de OPEP (setiembre, 2016) señala que la demanda global de petróleo en el año 2016 se incrementará en 1,23 millones de barriles diarios (mb/d). La demanda de petróleo durante este año será en promedio de 94.27 mb/d  y para 2017 prevé que la demanda aumente en 1,15 mb/d. alcanzando un promedio de 95.42 mb/d.

Según reportes de prensa de las últimas semanas, la idea del congelamiento ha tenido cierta acogida por parte de Rusia y Arabia Saudita. Incluso se menciona que Irán estaría dispuesto a trabajar en ella. No obstante, es claro que la desesperada situación económica de los países sudamericanos miembros de la OPEP es bastante diferente de la del resto de sus socios. Seguramente las “connotaciones geopolíticas” de las que habla el presidente Correa, terminen prevaleciendo por sobre las aspiraciones de Ecuador y Venezuela.

Gerardo Honty